El mono/dólar mental que nos impide producir para “nosotros” los bienes que anhelamos

Un joven muy impaciente e impetuoso exigió, en una ocasión, a un coach motivacional que le revelara inmediatamente el secreto para salir del laberinto a donde hemos llegado los venezolanos por la ceguera deliberativa que hemos validado por cobardía para afrontar nuestras propias incoherencias al pretender vivir con estilos de vida que no son los nuestros, olvidándonos de producir para nosotros mismos.
El maestro le respondió que no había ningún problema, únicamente que el joven tenía que cumplir un requisito previo, pues de lo contrario, con tan sólo oír el secreto, podría morir. “Y te advierto que el requisito es difícil de cumplir”.
“¡Dime de una vez de qué se trata!”, dijo el joven impaciente.
“Para poder escuchar el secreto, has de permanecer todo el día anterior sin pensar en el mono/dólar”, le reveló el entrenador de talentos.
“¿Sin pensar en mono/dólar?”
“¡Exacto! Durante veinticuatro horas seguidas has de evitar completamente el tener pensamientos sobre mono/dolar”, le aclaró el maestro.
“¿Pero qué tontería es esa? ¡No hay nada más fácil que lo que me pides!”, replicó el muchacho.
“¡Muy bien! Pues mañana te espero a esta misma hora. Y si has conseguido estar las veinticuatro horas sin pensar en mono/dólar, te revelaré el secreto para resolver y solucionar los problemas y vicios que afectan tu país”. Y se despidieron hasta el día siguiente.
Pueden imaginar lo que le ocurrió al joven impetuoso: Tan sólo partir, comenzó a “comerse el coco”:
“¡Qué raro! ¡Pero, bueno, no hay ningún problema! ¡Yo nunca me he interesado por el mono/dólar…! ¡En mi vida me han importado un bledo los monos/dólares…! (…) “¿Pero que estoy haciendo? ¡Si ya estoy pensando en monos/dólares…! ¡Sin darme cuenta, no hago más que pensar en monos/dólares…! No paro de darle vueltas y más vueltas al tema de los monos/dólares! ¡Tendré que empezar de nuevo y contar veinticuatro horas a partir de este momento! ¡Y esta vez tendré más cuidado!”

monodolar
Pero al siguiente instante de haberse hecho semejante propuesta, ya estaba de nuevo de vuelta con el tema de los monos/dólares…Y de nuevo volvía a intentar dejar de pensar en ellos… y de nuevo volvían a saltar en su cabeza… Más y más monos/dólares… Cada vez más monos/dólares…
Al día siguiente no acudió a la cita con el maestro. Ni al otro día tampoco…
De hecho, no le quedó más remedio que convertirse en un fans de dólar Today.”

Comentario
Querer tener resultados (dólares) y no preocuparnos en producir riqueza en forma de bienes y servicios, en forma de conocimiento y tecnología, en forma de bienestar y paz de unos con otros ha resultado esta realidad que requiere de todos comenzar a direccionarnos en el esfuerzo inteligente, integrado y comprender en principio los fundamentos éticos y de respeto de si mismo y de otros para que el resultado sea el que realmente podemos alcanzar juntos como seres en unidad y capaces de relacionarnos para lograr lo que queremos para el bien de todos. Es una Ley fundamental de la vida.
La gente se viene acostumbrando a evitar el esfuerzo y el propósito, pero sí se lo exige a los demás como obligación.

Focalizarnos en objetivos comunes se fundamenta en un amor profundo por sí mismo y por los otros desde un “nosotros” que requerimos desarrollar. No sigamos cayendo en la trampa de que no necesitamos el talento y las capacidades del otro o creer que las cosas van a cambiar para bien si no hacemos de nuestra parte en materializar la bondad, la verdad y la belleza que somos capaces de ofrecer socialmente.

Necesario es unirnos en un propósito, ya basta de luchar con todas las fuerzas hacia afuera, necesario es trabajar para nosotros. Desgastarnos en rebeldías entre nosotros mismos y resistencias contra si mismos, es poner en bandeja de plata a los enemigos que buscan hacernos pelear como monos y lamentablemente lo han logrado.

2

Pero esto puede cambiar: Cambiemos nuestra perspectiva del problema y la solución. Mantengamos la calma, solo podemos lograrlo observándonos y escuchándonos con respeto, con valoración hacia nosotros mismos, reconociendo nuestros miedos. Pongamos atención a las cosas que cada día hacemos para bien de cada uno y de todos, mas que poner atención a los resultados, hagámoslo al proceso cotidiano que es desde allí donde podemos darnos cuenta lo que hacemos bien o por error.

Adoptemos la postura del comprender, del aceptar, de no pretender cambiar lo que no es posible, mas si de cambiar aquellos que nos corresponde como seres amorosos y verdaderos.

Desde ese lugar podemos encontrarnos y avanzar hacia el destino que nos pertenece y que solo nosotros responsablemente comprendemos, queremos y podemos hacer y construir.

Necesitamos comunitariamente transitar por la observación y escucha consciente amorosa y verdadera para superar los condicionamientos y patrones que nos están llevando a la deshumanización porque creemos que mañana va a ser mejor cuando no sabemos como levantarnos para tomar la decisión del bien en forma de bondad, verdad y belleza. https://www.youtube.com/watch?time_continue=30&v=K0gSBMgzEIg

Fuente: Re-elaboración de un relato original hallado en
https://caminoaldespertarr.blogspot.com.ar/…/la-ley-del-efe

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s