Confucio y el arte de la Virtud

Por Alice Socorro Peña Maldonado

En los medios de información y comunicación masivos se nos habla poco de la virtud. Esto tiene un interés político: deshumanizar gradualmente al hombre y a la mujer, a la familia, a la sociedad. ¿Quién gana y cuánto se pierde frente a una sociedad donde no esté animada por los altos valores para ser vivenciados en su tránsito por esta existencia? Vivir en medio de la humanidad consigo mismo y entre los otros es perfeccionarse en la virtud, en la bondad, en la benevolencia. Fuera de ella no es sabio. Dedicarse a la bondad y orientar todo el sentipensar para una acción amorosa y verdadera constituye el simiente de toda virtud.

La virtud no es un vestido que se lleva solo en días festivos, sino que cobra sentido en tiempo de adversidad. Ninguna persona por mas que tenga riqueza material o no, puede desentenderse de la virtud. Ella constituye una forma de liderazgo entre los suyos. Sabemos que todos tenemos capacidades y actitudes favorables para un buen vivir pero también cometemos faltas y errores que pueden crear conflictos y desarmonía con nosotros y los demás.

La virtud es producto del conocimiento profundo de si y de su potencial originario. Por eso puede aceptar o rechazar conforme su conocimiento y tomar una postura justa frente los asuntos del mundo. No desarrollar la virtud nos lleva a actuar según el interés egoísta, egolátrico y egocéntrico y de no obtener resultado en este sentido nos hacemos fácil presa del resentimiento y desprecio a si y a los demás.

El virtuoso es lento en hablar y rápido en actuar. “El Maestro dijo: «Escucha la Vía al amanecer y muere satisfecho al atardecer» (Analectas 4.8).  No se avergüenza de su pobreza pero se enviste de una responsabilidad ética y una misión política.

Para el maestro Confucio la vida pública era un espacio para el aprendizaje y la auto-observación y por tanto para trabajar la virtud: «Cuando veáis a un hombre honrado, intentad imitarlo. Cuando veáis a un hombre que no es honrado, examinaros a vosotros mismos [examinad si tenéis los mismos defectos].» (Las Analectas 4.17).

Pero también nos alerta en el afán desmedido de ocupar cargos y el poco esfuerzo de desarrollar las capacidades de un liderazgo virtuosos.

El Maestro dijo: «No os preocupéis si no ocupáis un cargo oficial, preocuparos más bien de no merecerlo. No os preocupéis de no ser famosos, sino más bien de no tener méritos para serlo.»Las Analectas 4.14.)

Por último, desde una perspectiva confuciana una manera de mantenernos en la virtud no es escondernos ni distanciarnos de los demás sino de compartir con otros lo que somos. Les dejó esta frase del Maestro: «La virtud no es solitaria, siempre tiene vecinos.» (Las Analectas 4.25) pues ciertamente las personas que trabajan su poder vital originario atraen sobre si personas del mismo nivel energético por lo que nos sirve de indicador de nuestro propio camino de humanización. Nos retroalimentamos, nos nutrimos y alimentamos unos a otros cuando cada uno se hace responsable de su propia virtud para beneficio del bien social.

Por eso convirtámonos en árboles de raíces profundas para dar vida a otros con los frutos que produzcamos, pero agradezcamos también a tantas personas que con su sombra nos dieron la oportunidad de asimilar el sentido de la virtud entre nosotros. Ayer fueron nuestros abuelos y abuelas, nuestros padres y madres, nuestros héroes como Bolívar, José Gregorio Hernández y Jacinto Convit que nos llenaron de orgullo como venezolanos. Hoy las nuevas generaciones miran su entorno y buscan el camino de la humanización a través de nosotros cuando hemos aceptado el reto y desafío de la virtud en el mundo convulsionado y caótico que hemos recibido y aceptado actuar desde el amor.

arbol-de-lo-posible-y-necesario

 

Anuncios

2 comentarios sobre “Confucio y el arte de la Virtud

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s